marzo
20

SITUACIÓN DE EXCEPCIONALIDAD PROVOCADA POR EL COVID-19. Comunicado nº 7

Categories: Monográficos

Prestaciones extraordinarias para los autónomos por hacer frente al impacto económico y social del COVID-19

A continuación, les detallamos el contenido correspondiente al capítulo I del Real Decreto-Ley 8/2020 de medidas urgentes extraordinaria para hacer frente al impacto económico y social del COVID-19 que hace referencia a la prestación extraordinaria por cese de actividad por los afectados por la declaración del estado de alarma.

1- ¿Quién se puede acoger a la prestación extraordinaria?
Los trabajadores por cuenta propia o autónomos cuyas actividades quedan suspendidas, de acuerdo con lo establecido en el Real Decreto 463/2020, o cuando su facturación en el mes anterior al que se solicita la prestación se vea reducida, al menos, en un 75% en relación con el promedio de facturación del semestre anterior.
Los socios trabajadores de las cooperativas de trabajo asociado que hayan optado por su encuadramiento como trabajadores por cuenta propia en el régimen especial que corresponda, también tendrán derecho a la prestación extraordinaria.

2- ¿Qué actividades han quedado suspendidas por el Real Decreto 463/2020?
Las desarrolladas en locales y establecimientos minoristas, a excepción de los establecimientos comerciales minoristas de alimentación, bebidas, productos y bienes de primera necesidad, establecimientos farmacéuticos, sanitarios, centros o clínicas veterinarias, ópticas y productos ortopédicos, productos higiénicos, prensa y papelería, combustibles para la automoción, estancos, equipos tecnológicos y de telecomunicaciones, alimentos para animales de compañía, comercio por internet, telefónico o correspondencia, tintorerías, lavanderías y ejercicios profesionales de la actividad de peluquerías a domicilio.
Así como también se suspenden las actividades de hostelería y restauración, pudiendo prestarse exclusivamente a servicios de entrega a domicilio.

3- ¿Qué condiciones deben cumplirse?
Estar afiliados y dados de alta, en la fecha de la declaración del estado de alarma, en el Régimen de la Seguridad Social de los Trabajadores por Cuenta Propia o Autónomos.
En el supuesto que la actividad económica no se haya visto directamente suspendida por la aplicación del Real Decreto 463/2020, deberá acreditarse la reducción de la facturación en, al menos, un 75% en relación a la facturación del semestre anterior.
Estar al corriente de pago de las cuotas de la Seguridad Social. En el caso de no estarlo, el órgano gestor concederá un plazo improrrogable de 30 días para regularizar la situación.

4- ¿Qué cantidad supone?
La prestación se determinará aplicando el 70% a la base reguladora, que se extrae del promedio de las bases por las que se hubiera cotizado durante los 12 meses continuados e inmediatamente anteriores a la situación legal del cese.
Cuando no se acredite el periodo mínimo de cotización por tener derecho a la prestación, la cuantía de la prestación será la equivalente al 70% de la base mínima de cotización del Régimen Especial de la Seguridad Social de los Trabajadores por Cuenta Propia o Autónomos.

5- ¿Qué duración tendrá y cómo afecta?
Tendrá una duración de un mes, ampliándose, en su caso, hasta el último día del mes en el que finalice el estado de alarma, en el supuesto que este se prorrogue o tenga una duración superior al mes.
El tiempo de su percepción se entenderá como cotizado y no reducirá los periodos de prestación por cese de la actividad a los que el beneficiario pueda tener derecho en el futuro.

6- Otras cuestiones a tener en cuenta
La percepción será incompatible con cualquier otra prestación del sistema de Seguridad Social.

Desde Ribas Àlvarez estamos a su disposición para cualquier duda o aclaración.

Atentamente,

Javier Sierra Rebollo
RIBAS ÀLVAREZ ASSESSORS I CONSULTORS SL

Publicado por Àlex Soldevila Batlle – Asesor Fiscal